sábado, 12 de setembro de 2015

Biografia simples traduzida

Por Ana Moela Sopeña

Adelina Maria Garrido Charneca, nació en la pequeña parroquia de S.Bento del Ameixial, municipio de Estremoz,Alto Alentejo, vive en Lisboa y...
escribe como forma de liberación, para ser una persona con sentido, hacer suceder las cosas y contarlas, como forma de sentir con los sentidos siempre despiertos para el bello y apasionante ser,  su igual...y,
trae consigo los sabores y los  olores  de las cocinas de Alentejo, las carnes curadas cocinadas en grandes ollas de un peso inusitado colocadas estratégicamente alrededor de una lumbre que ardía en una enorme chimenea, de las hierbas aromáticas del horno de leña de donde venía  un espléndido aroma a pan caliente acabado de cocer absorbiendo el aceite derramado sobre él, el sabor de las tibornas (tiborna es el pan acabado de cocer con aceite y azúcar por encima) que comía sentada a la lumbre. Trae  mucho de Alentejo  dentro de ella tal vez el Alentejo que solo existe en su mundo imaginario pero es  este Alentejo de su niñez aquel que echa de menos, aquel que podía haber sido y no fue, Alentejo del misterio que quedará para siempre por desvelar.
Diría que Alentejo es ''suyo' 'por ser fruto de su imaginación (no por exacerbado localismo)...recuerda aún las paredes encaladas y la frescura que de ellas emanaba, los cantos de los ranchos de gente trabajadora cantando melodías de moda como desafío, escuchados  a lo lejos ora en los dorados  trigales segando las espigas  ora en los fríos olivares cogiendo la aceituna, bebiendo agua del pozo refrescada en cántaros de barro o llegándose a la lumbre hecha en el suelo para calentar un poco las puntas de los dedos que en el contacto con la tierra helada tendían a congelarse, el cantar de los pajarillos o hasta el cortejo del hombre a la pareja que trabajaba la tierra. El vuelo del águila siempre le encantó. Desde entonces le envidia en su altivez y posibilidad de enseñorearse de todo el cielo azul que por estas tierras de sueño tiene un azul más acentuado. Trae, menos mal, presente los colores y el monte de su infancia aquel que primero quedó marcado en su memoria y aún hoy después de tantas experiencias continúa bien vivo en  ella. Alentejo y su inmensidad es lo que más le amplió los horizontes, le hizo ese ser que no se contenta con mirar lo corto y estrecho.


Adelina Charneca ha publicado un poemario:

“Pedaços (Con) Sentidos”. Ed. UniVersus. Lisboa. 2012.

Su blog:
Adelina Charneca
http.//caminhadacerta.blogspot.com.es

Sem comentários:

''PARA QUE NÃO DIGAM QUE NÃO FALEI DE POESIA'' Recordo o dia em que no mítico Teatro Tivoli se ouviram inesperadamente as pa...